lunes, mayo 21, 2007

KILLER INSTICT de RARE. 1994






Mis recientes súper vicios a la NES, me hacen presagiar que lo próximo será un revival en toda regla de la Súper Nintendo 16 Bits que con tanto cariño guardo. Y si hay un juego que me hizo dejarme los ojos en la pantalla ese fue el Killer Instict. Hablaré un poco del juego en general y de la versión casera en particular.

Fue rare quien en 1994 desarrolló este novedoso juego de lucha y digo novedoso, porque destacó en un aspecto muy importante: La jugabilidad, los diez luchadores con los que contaba tenían una variedad de golpes muy amplia, y cada personaje era bastante distinto del resto (aquí no había ningún Ryu-Ken, Scorpion-Sub Zero o Hanzou-Fuuma que valga) con estilos de lucha opuestos. Pero es que este juego elevó a la máxima potencia el “combo”. Algo que empezaba a ser habitual gracias al Super Street Fighter II Turbo, aquí se desarrolló hasta el punto de que los combos de 15 ó 20 golpes eran fáciles de realizar y si no habíamos sufrido mucho daño durante el combate podíamos rematar al rival con combinaciones de más de 60 golpes. La pega que habría que ponerle es la total supresión de las llaves o presas.

Además cada luchador tenía dos fatalities siguiendo así la estela del exitoso juego de Midway: Mortal Kombat, los gráficos tenían un gran detalle y los personajes eran bastante grandes y se movían con mucha rapidez. En la conversión a Super NES se empleó el chip FX, usado sólo para juegos de gran complejidad técnica.

Killer Instict es el nombre de un torneo organizado por la corporación armamentística Ultratech para comprobar quien es el mejor luchador del mundo.

Os hablaré brevemente de los personajes disponibles: Orchid, la única mujer del juego y espía infiltrada en la organización armada con dos bastones energéticos; Cynder, una antorcha humana resultado de experimentar con un criminal, capaz de hacerse invisible; Spinal, un guerrero milenario resucitado para demostrar que es el mejor; Fulgore, un Cyborg diseñado por Ultratech que combatirá en Killer Instict como parte de su adiestramiento; Sabrewulf, un hombre lobo que peleará a cambio de una cura; Riptor, una mutación mezcla de hombre y de Velociraptor obra de Ultratech; Glacius, ser extraterrestre capturado por la corporación; Thunder, un jefe tribal indio en busca de la verdad sobre lo que le ocurrió a su hermano; Combo, boxeador despojado de su título por culpa de Ultratech y por último el ninja Jago, que combate para destruir Ultratech.

Un par de notas, la versión de doméstica de Super Nes incluía un CD con todas las canciones de la banda sonora del juego, algo que hasta ese momento nunca se había hecho mientras que la de Game Boy llevaba unas chapas militares. El juego contó con una segunda parte que fue convertida a Nintendo 64 e incluso con una colección de tebeos de la editorial Acclaim.

domingo, mayo 13, 2007

PUES A MI ME HA GUSTADO


Pues eso lo dicho, que me ha gustado mucho

PD: Esto es una prueba que estoy haciendo con blogger. No soy tan perro como para solo escribir esto.

martes, mayo 01, 2007

YO SOY LEGIÓN 1. EL FAUNO DANZANTE


Cada vez hay más autores U.S.A que se pasan a trabajar al mercado europeo (de manera puntual o temporal) en busca de una mayor libertad creativa que les permita experimentar con su estilo o bien buscando una nueva experiencia muy diferente al estilo de trabajo convencional del Comic-Book U.S.A.

En los últimos años hemos visto como grandes figuras como Travis Charest (para un álbum de los Metabarones), Kurt Busiek, Humberto Ramos o Terry Dodson han hecho o están haciendo trabajos destacados. Pero a mi me gustaría destacar la obra que está haciendo John Cassaday alternando su trabajo con Planetary y Astonishing X-Men. La serie en cuestión se llama “Yo Soy Legión” y hasta el momento que yo sepa sólo han salido los dos primeros álbumes.

El primer álbum de “Yo Soy Legión” nos traslada a los tiempos de la segunda guerra mundial y todo comienza con una muerte en un Inglaterra asediada por los Nazis. Una muerte misteriosa, relacionada con toda la iconografía sobrenatural que ha envuelto a los Nazis y que en el mundo de la ficción hemos podido ver en películas como la trilogía de “Indiana Jones” o en cómic como “Hellboy”. Este primer tomo es una historia de intrigas detectivescas y misterios en torno a un arma que podría alzar a los Nazis como vencedores del mundo. Tiene escenas realmente espeluznantes, como la demostración del arma, o el que o quien (no lo desvelaré) es Legión.

Por su parte John Cassaday hace el mejor trabajo que le he visto, con un nivel de detalle que choca, con su trazo sencillo y a veces simple que utiliza en el mercado americano. Y a pesar de que apenas hay escenas de acción, la escenas más tranquilas y sosegadas también le quedan muy bien. Me he quedado con ganas de más.

NOTA: 8/10