lunes, febrero 16, 2009

WARCRY EN MADRID. Cumpliendo las expectativas



Hola amigos, antes que nada pediros disculpas si alguno de vosotros es/era seguidor de este blog por lo poco que he posteado últimamente pero entre unos problemillas personales y profesionales no he tenido tiempo de nada, en lo que queda de febrero el ritmo de posteos será francamente bajo pero bueno espero que en Marzo ya todo vaya sobre ruedas, ¡El tiempo lo dirá!

Ya a lo que íbamos, poco a poco me voy a ir poniendo al día con los post de críticas cinéfilo-musicales que tengo pendientes. Empezaremos con el sensacional concierto de Warcry (o War-Cri que diría Mariano García) en la cubierta de Leganés, la proyección de este grupo es increíble, las tres veces que han tocado en Madrid han petado las salas, primero Aqualung, luego La Riviera (concierto penoso a nivel técnico como servidor no recuerda haber visto nunca) y ahora la Cubierta con capacidad para 6.000 personas, y allí que estuvimos disfrutando de cinco horas de concierto.

La fiesta la empezaron los jovencitos Ángelus Apartida, que para quien disfrute del Trash-Metal, las voces inentendibles y las baterías a peñón fijo, pues muy bien seguro que se lo pasaron de puta madre, yo la verdad estaba más pendiente del frío que hacía o de ir a pillar un mini de Cali, o lo que fuera, aunque eso sí, la última canción me sonaba, pues creo que era el Single de su segundo disco.

Luego les siguió Stravaganzza, banda formada por el Ex de Saratoga, Leo “la Bestia” que tenía muchas ganas de ver y que no me decepcionó en absoluto, y aunque dicen que fue la peor banda de la noche, ni mucho menos estoy de acuerdo con tal afirmación. Cierto es que su Frontman no estuvo tan vistoso como otras ocasiones, pero el sonido y la originalidad de esta banda es algo que nadie debería perderse, tocaron sus grandes temas, aunque a mi me faltó “Desilusión” y “Soledad” (canciones “animadas” como se deduce de sus alegres títulos) y terminaron con Eloise, sí, esa Eloise, la de Tino Casal.

A las diez llegó lo más esperado y Víctor “si me cabreas te demando” García y compañía saltaron a la cubierta para aluciné de los cientos de postpubescentes criajos que poblaban el ruedo. Un gran sonido sobretodo para un recinto tan complicado como en el que estuvieron y casi dos horas y media de concierto. Prácticamente tocaron su último álbum “Revolución” entero (faltó ese temazo que tanto le gusta a mi amiga Laura llamado “El Cazador”) y una selección de sus mejores temas de discos anteriores aunque con poca presencia de los primeros álbumes, la época del doblo bombo, que apenás se vio reflejada con un popurrí. Pero War-Cri, son mucho War-Cri y la como me lo pasé, casi hacía un año desde mi último concierto de una banda nacional (No cuento a Barón Rojo en el Vía de la Plata). Cantando todas y cada una de las piezas hasta que me quedé sin voz, pero me reservé los restos para el final pues no todos los días se puede oír en directo dos joyas del Heavy Español como “Hoy Gano Yo” y “Tu Mismo”.

PD: Víctor García cada día va más directo a convertirse en un Manowar a la española, anda que no le gusta dar palique al público.