viernes, diciembre 03, 2010

RED. Retirado y Extramadamente Peligroso.



Otro extraño y absurdo expediente X de las distribuidoras españolas de cine es el estreno de Red. Película que hace meses se ha estrenado en todo el mundo y que a España llegará a finales de Enero, pero tenemos que estar contentos porque al menos llegará no como otras muchas adaptaciones de cómic recientes. Pero claro, a mi no me apetecía esperar a la cuesta de enero para ir al cine así que tiré por la vía rápida y la descargué y disfruté hace unas semanas.

RED es hasta el momento el proyecto de mayor envergadura de su director Robert Schewentke, un realizador con cierta soltura en la televisión y que con esta producción ha demostrado que está preparado para la gran pantalla. R.E.D. Abreviatura de Retired Extremenly Dangerous. O Retirado y Extremadamente Peligroso para los que se pelean con lo más básico de la lengua de Shakespeare (como yo hasta no hace demasiado tiempo).

Uno de los agentes con esa denominación es Bruce Willis que lleva una tranquila y anodina vida en soledad cuya única motivación son las conversaciones que tiene con una teleoperadora del departamento de pensiones de la CIA de la que se ha enamorado. Todo marcha bien hasta que un día un comando de intervención de la Agencia asalta su casa y claro no saben que Willis es una puta máquina de matar y acaba como el rosario de la aurora. Sin saber que es víctima de una conspiración Willis marchará a toda prisa a recoger a la teleoperadora (Mary Louise Parker) y a avisar a otros amigos que serán acechados por el agente Cooper (interpretado por el cada vez más en alza Karl Urban) y aquí hacemos un parón.

Se supone que es la adaptación de un cómic pero no se parece en NADA al original, solo que el prota es calvo y que era agente de la CIA, en el tebeo nunca llega a conocer a Sarah, los motivos por los que es perseguido por la agencia son otros y no sale ninguno de los personajes que interpretan Helen Miren, Brian Cox, John Malkovich o Morgan Freeman... y como diría mi amigo Paco “¿Cómooooo?” (lástima no poder reproducir el tono)

Exacto. Se parece como un huevo a una castaña. Pero dejando de lado esto. La película está muy bien, tiene algunas de las mejores escenas de acción que se han rodado, hay mucho humor y se nota especialmente que los actores se lo han pasado de miedo con ella. Sobre todo porque el reparto de interpretes que se ha conseguido a golpe de talonario quita el aliento. Está claro que todos los actores tienen que comer y que todos y cada uno de ellos tienen alguna manzana podrida en su filmografía pero aquí se nota el buen rollo que hay entre ellos y la diferencia de registros habituales no hace más que aumentar esa sensación.

Hellen Miren como francotiradora y psicópata no tiene precio. Al igual que Morgan Freeman que lo borda en todo lo que hace y John Malkovich interpretando a un paranoico de la seguridad también provoca más de una carcajada. No me habría importado verla en el cine, pero esperar me daba mucho por culo.

NOTA: 8/10

5 comentarios:

juanky dijo...

tengo ganas de verla.
ande las visto ¿?

Mike Lee dijo...

La veré, por lo menos entretiene y es divertida. Además, el reparto promete mucho, aunque incluyan nuevos personajes y situaciones ausentes en el cómic.

¡Saludos!

Yota dijo...

Gracias por los coments!

Juanky: La descargué de la red XD

Mike: Hay que verla como una película de acción sin ninguna relación con el cómic.

Anónimo dijo...

Yo la he visto este fin de semana, y me ha gustado mucho ENTRETIENE¡¡¡¡¡¡¡que es lo que se pide ,buenos actores y buenas escenas de accion ademas de sus puntillos de humor , y sale Bruce Willis, y el resto de veteranos actores que dan la talla como es de costumbre ,que mas se puede pedir?. El agente de la CIA que va detras de él tiene morbo (será porque hace de "malo", je,je)Muy recomendable

Yota dijo...

Gracias por el comentario. Hombre Karl Urban yo no lo definiría como morboso, aunque claro probablemente no le veamos de la misma forma, creo que es el punto más flojo de la cinta, empieza como malo malísimo y poco a poco va cambiando de tercio aunque de forma ilógica, no se... no acabo de verlo.