sábado, septiembre 03, 2011

MISFITS T.2 Todo Se Complica.... Todavía Más.




Como me gusta esta serie y como se disfrutan los seis capítulos de los que consta cada temporada, media docena de episodios para mi el formato de moda, son largos, densos y sobre todo divertidos. Si dejamos de lado los súper poderes (que muchos tienen poco de súper) nos queda un retrato bastante acertado de la adolescencia inglesa o al menos de la adolescencia más “problemática”. Salvando las distancias y comparando los servicios sociales con el castigo escolar, la pandilla de los Misfits me recuerda poderosamente a los chavales de la genial película “El Club de los Cinco”.

La trama de esta segunda temporada arranca directamente con el final de la anterior y el descubrimiento de cual es el poder de Nathan, sin duda le ha tocado el mejor y al egocentrismo del chico no le viene mal precisamente, que dará mucho juego durante esta secuela (lástima que abandone la serie) dando lugar a situaciones bastante disparatadas.

Buena parte de la temporada girará en torno a un sueño/visión de Curtis donde se a si mismo vestido con un traje de Súper Héroe en una azotea y siendo infiel a Alisha, esta visión le atormentará y en buena medida dictará el devenir de la historia tratando de evitar algo que aparentemente es del todo imposible. Aunque el núcleo de protagonistas se verá inalterado, éstos tendrán una interacción mucho mayor con un buen número de secundarios que también tendrán poderes. Terminando con las bases del argumento hay que destacar la presencia de un misterioso personaje especialista en Parkour cuyo rostro lleva tapado con una máscara y que salvará a los protas en más de una ocasión, su identidad por cierto es todo un sorpresón.

He mencionado que habrá más personajes con poderes y así es, además muchas veces harán las veces de villanos. Tendremos a un chico que se puede teletransportar…. Pero solo tres metros. Una metamorfa psicópata o un tipo que ve todo como si hubiera salido de un videojuego tipo Grand Thef Auto y va siguiendo las misiones que oye en su cabeza. Pero sin duda el más divertido de todos es “El Tío de la Leche” un chaval que trabajando de camarero descubre que tiene lo que él llama “Lactoquinesis” o sea que si Magneto puede controlar cualquier elemento metálico, este menda puede controlar cualquier producto lácteo por pequeño que sea, que tienes queso parmesano en el estómago de la pizza que te has zampado hace una hora, date por jodido porque el Tío de la Leche puede hacer que te ahogues con él.

Algo que también me ha gustado es la cantidad de situaciones y tópicos propios del género al que rinde homenaje o parodia la serie. Hay viajes en el tiempo, traidores, grandes traiciones, cambios de “cama”, desenmascaramientos en público con su posterior retroceso cual “mefistazo”. Si tengo que destacar a un solo protagonista me quedo sin duda con Simon, puede que Nathan sea el payaso, pero Simon ejerce de motor para la trama y su importancia es capital.

Hemos mencionado que son sólo seis episodios al igual que la primera temporada pero para ésta hay un séptimo capítulo a modo de especial navidad (algo muy típico en las producciones británicas) que sitúa a la pandilla fuera del leiv motiv que había tenido la serie hasta el momento. No es tan genial como la serie, pero cumple de sobras su cometido.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

Kikedck dijo...

Ya, aunque Nathan siempre haga su gracia, el motor de esta temporada ha sido Simon, y como ha evolucionado. Y también que gracia hacia el diabolico hombre lactoquinetico xD. Una pena lo de Nathan, aunque también hay ganas de saber que novedades se traen los personajes tras lo del especial de navidad.

Yota dijo...

Sipe, ese especial dejó muchos cambios. La próxima temporada puede molar también, pero se echarán de menos las burradas de Nathan.