martes, agosto 14, 2012

BATMAN: LA MÁSCARA DEL FANTASMA



Muchas ganas son las que tenía de volver a disfrutar de Batman: La Máscara del Fantasma, y mira que la he visto veces, pero es una película que me fascina en su totalidad desde la primera vez que la vi hace más de veinte años en casa de un colega que en aquel momento era el rico del grupo, más que nada porque tenía Canal + y tener más canales que los que ofrecía la tele normal en mi barrio era de ricos XD.

Batman: La Máscara del Fantasma es la primera película de animación del Señor de la Noche, data de 1993 y es contemporánea por tanto de la aclamada serie de animación de Paul Dini y Bruce Timm, responsables también del filme. Dura 76 minutos y su factura fue tan espectacular que aunque estaba pensada para el mercado directo, se acabó estrenando en cines, en España pasó lo mismo, aunque pudo verse en cuatro guarras salas mal contadas, yo la tenía original en VHS y aprovechando las rebajas del MediaMark me la compré por pocos euros.

Lo primero es que esta película de Batman más que ninguna otra merece la pena verse en versión original más que ninguna otra, por el excelente trabajo que hace Kevin Conroy como Batman/Bruce Wayne y en especial Mark Hammill como un Joker más letal y psicópata que nunca. Otro punto a destacar es que una adaptación de Batman Año Dos, con el Fantasma como villano principal, y sobra decir que le da mil vueltas al cómic.

La trama gira alrededor del mencionado villano, que poco a poco va clamando su venganza contra los principales jefes mafiosos de Batman. Por cierto que muchas de las muertes son de una crudeza y violencia nada disimuladas, y el combate de Joker tiene incluso muestras de sangre, algo que no se veía en la serie de televisión. El villano Fantasma es sumamente perturbador, así como sus medios y metodología y aunque avanzado el filme no sorprende a nadie su verdadera identidad, no por ello deja de estar muy logrado.

Aunque a mi lo que más me ha gustado es que la historia se desarrolla en dos momentos en el tiempo, por un lado el que he detallado más arribo, y por otro el que a mi me ha entusiasmado que casi parece escrito por Christopher NOlan (cuando éste escribía bien al murciélago), en esta película vemos los primeros pasos de Bruce Wayne cuando determina que va a luchar contra el crimen, sus primeros fracasos, sus primeras intentonas y sobre todo la decisión que le lleva a disfrazarse que no es otra que llevar un símbolo que infunda terror a los malvados. A esto se le añade que durante buena parte del filme Bruce está más “feliz” de lo que suele estarlo y ve y encuentra cosas buenas en su vida. Alfred como siempre, inconmensurable.

No voy a entrar a debatir sobre la cuestión técnica porque como es habitual en Timm y los suyos está por encima de la media, y mucho. Mencionar por último la excepcional banda sonora Shirley Walker (responsable también de Batman Beyond y muchos más productos de DC Warner) que tiene algunos momentos que ponen los pelos de punta.

2 comentarios:

General Gato dijo...

Estamos a 2012, el posteo dice "la vi hace más de veinte años", y en el siguiente párrafo "data de 1993"... Las matemáticas no me terminan de cuadrar, digo yo... :-D

Aparte de eso, qué bueno el rescate de la peli, que "La máscara del Fantasma" es un peliculón, a mi gusto la máxima cumbre del por otra parte espectacular Universo Animado DC.

Saludos.

The Korinthian dijo...

Estupenda peli..siempre interesante de volver a verla..