miércoles, agosto 22, 2012

CABLE: SANCIÓN X



No me canso de decirlo: Jeph Loeb tiene un ángel de la guarda en Marvel, eso o un altar en el departamento de ventas. Porque da igual el truño que escriba que siempre suele vender bien y encima para que vender le sea más fácil suele estar acompañado de los mejores dibujantes de la industria, como es el caso de esta miniserie Sanción X ilustrada por Ed McGuinnes con quien se vuelve a reunir tras colaborar en los primeros números de Red Hulk.

La actual miniserie inicialmente se llamaba Cable Reborn, pero poco después de anunciarse y sin saber muy bien porque adquirió un nuevo título y lo metieron como un prólogo bastardo de Avengers VS X-Men, pero no teman su lectura no es para necesario indispensable para comprender el futuro evento, al que por cierto tengo muchas ganas todo hay que decirlo.

Sobre Loeb, vaya huevos los suyos, un día se acuerda de lo mucho que le mola el personaje y no le importa que haya muerto hace apenas dos años que se encabrita y decide resucitarlo, el motivo de su regreso por supuesto no queda explicado, en fin…el caso es que vuelve un pelín loco y por algo que ha visto en el futuro decide que tiene que matar a los Vengadores, así sin más.

Así que creando una distracción derriba un transporte de Ryker y la Legión Letal (que fíjense que cosas, iban todos juntitos ahí como si estuvieran de excursión) es liverada y los Vengadores van a por ellos, momento que aprovecha Cable para ir cazándolos uno a uno. Afortunadamente el Jeph Loeb que aquí nos encontramos está bastante comedido y no se saca de la manga una familia de Cable (como hizo con Hulk) o un helitransporte de algún color extravagante. Eso si, los cuatro números se leen en un pedo, porque son hostias y poco más.

Tiene que matar a los Vengadores y punto, simple y llanamente, sin explicación. Lo único bueno a nivel literario y que me ha gustado bastante son los flashbacks o casi sería mejor decir Flashforwards de Cable en las distintas épocas donde se le ha visto cuidando de Hope Summers, con la bonita relación que tenían padre/profesor-Hija, además Loeb también recupera al maetro Yod… digo a Blaquesmith, pero no me hagan mucho caso, porque creo que también estaba muerto.

Por lo menos es la historia entretenida, con un par de conceptos interesantes que supongo se verán (o no) en Avengers VS X-Men y un dibujo de McGuinnes en su espectacular línea llena de detalles.

No está mal, pero vamos que se la pueden ahorrar perfectamente.

NOTA: 6/10

2 comentarios:

Ovi-One dijo...

No tenía ni remotamente pensado comprarme este cómic. Pero la verdad es que leyendo la reseña me doy cuenta de que si llega a pillarme en un tiempo en que iba más boyante de dinero, me lo habría pillado aunque solo fuera por el dibujo y por leer un divertimiento ligero y sin sustancia. Porque, bueno, al menos parece que no contiene burradas al nivel de Lobezno: Evolución.

Bah, a quién quiere engañar, hay tantas otras cosas en las que gastarse la pasta...

Harry dijo...

Nunca mas comprare un comic de este hombre si puedo evitarlo. Y no tiene un angel de la guarda, tiene tres! por lo menos. No se xq nadie le da a este hombre un guión, si lo unico bueno que ha escrito es spiderman blue. Muerete Loeb