miércoles, agosto 08, 2012

DEXTER T.1 TODO ESTÁ EN LA SANGRE.



Ver la serie de Dexter era una de mis actividades pendientes con mi, ya no tan reciente, recaída en las series televisivas. Comencé a verla en 2006 y vi los tres primeros episodios poco después de su emisión en USA, ya que en aquella época todavía llevaba al día las series que me interesaban, pero poco después se me fastidió el PC y el DVD, así que se perdió en el limbo hasta ahora…

Y seis años después y con siete temporadas a sus espaldas me pongo sin prisa pero sin pausa con las desventuras del particular antihéroe Dexter Morgan, que para quien no lo sepa y por si a alguien le interesa la serie de TV está basada en una saga literaria de la que en España se han editado casi todos los libros.

Como se puede deducir por el título, la serie está dedicada en absoluto a la figura de Dexter (interpretado de manera sublime por Michael C. Hall), un forense especializado en la sangre y todas las implicaciones de ésta en la escena de un crimen. Dexter es asocial, apático, sociópata y tiene con esforzarse por fingir que le importan en algo los sentimientos de los demás o que tiene sentimientos propios. Su hermana adoptiva Debra es investigadora de la policía de Miami y ambos tienen problemas con sus respectivos mandos, por ahí también estarán los secundarios medio serios – medio cómicos de Ángel Batista y Vince Masuka.

Pero la característica más particular de Dexter es que es un psicópata, un asesino en serie con su propio código de honor puesto que sólo mata a otros asesinos en serie. Así como lo oís, además las escenas son bastante gores y truculentas. Yo me he llevado una grata sorpresa porque lo que parecía una serie procedimental con el asesinato de la semana, a partir del episodio tres empieza a hilvanar una trama que incluso hace que el tema de los asesinatos de psicópatas quede en segundo plano.

En esta primera tanda de episodios conoceremos además a Rita (en aquel momento recién llegada del Buffyvero) que hará las veces de novia para Dexter, todo lo que una mujer pueda suponer para alguien incapaz de sentir. Se enfrentará a una Némesis que sabe muy bien donde golpear pues mata a sus víctimas y les drena la sangre, así que si no hay sangre, poco puede hacer Dexter en las escenas del crimen.

Aunque a mi lo que más me ha gustado, más si cabe que la intrigante sub-trama del asesino del Camión de Hielo (como se conoce a su primer archienemigo) es como los desarrolladores de la serie han dado forma al personaje principal, con un excelente trabajo por parte de los guionistas en forma de monólogos internos, frases ingeniosas y dosis contadas de su origen y como ha llegado a ser como es, porque amigos está es la primera vez que veo en televisión como se da forma a la psiquis y personalidad de un personaje por el que deberíamos sentir desprecio debido al rol que desempeña y que sin embargo acabamos adorando.

Me pongo ya con la segunda.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

Arion dijo...

Para mí Dexter es una de las más audaces series de todos los tiempos. Rápidamente se ha convertido en mi favorita. No es que comulgue con los exabruptos homicidas del protagonista sino que la historia es tan fascinante que quedo siempre enganchado.

Anónimo dijo...

La serie es genial, así de claro. El personaje ya es todo un icono, y hasta sus temporadas más flojas están por encima de la media del panorama televisivo habitual.
La primera temporada lo tenía fácil, pues ahí estaba la base literaria de la primera novela, casi calcada. Pero luego se fue desmarcando de las novelas y adquiriendo personalidad propia, superando notoriamente a su homólogo literario.

A mí me ha pasado lo mismo con 24, serie muy recomendada en este blog. Me he puesto a verla ahora y me he enganchado por completo. Llevo mes y medio y ya estoy con la quinta temporada. Pero que buena es la cabrona.