viernes, agosto 24, 2012

IMPOSIBLES X-FORCE: LA SAGA DEL ÁNGEL OSCURO.



Alucinado me tiene Remender con esta serie, de verdad. Empezó de una manera flojita donde más que la historia me gustaban los personajes y como se relacionaban entre ellos, pero poco a poco todo ha ido encajando y pillando ritmo y los ocho episodios que forman la “La Saga del Ángel Oscuro” es uno de los mejores tebeos de mutantes que he leído en años. Así de simple.

Los acontecimientos en esta historia se desarrollan a velocidad de vértigo, el tiempo corre en contra de Warren y X-Force debe viajar hasta la Era de Apocalipsis ni más ni menos para conseguir una semilla de vida que irónicamente lo salvará de ser el nuevo En Sabah Nur, pero que por desgracia acabará con su vida.

Es curioso porque desde que se publicase la Era de Apocalipsis allá por 1995, poco a poco algunos de sus personajes han llegado a nuestra dimensión como La Bestia Oscura, se ha retomado su historia desde la derrota de Apocalipsis y hemos sabido de algunos otros personajes gracias a la serie de los Exiliados, donde curiosamente se conocieron la Mariposa Mental de X-Force y el Dientes de Sable alternativo que veremos en esta dimensión. Remender respeta la continuidad, se beneficia de su historia y aporta su granito de arena a la particular historia de ese universo.

En serio, me ha parecido tremendo ver a Logan emocionarse al ver a Rondador Nocturno, no saber que decir o hacer ante la presencia de Jean Grey o simplemente no creerse que Dientes de Sable es allí uno de los más grandes héroes de esa “era”. Lástima que la acción no se haya desarrollado allí por completo, porque tiene momentos para el recuerdo y algunos de los diálogos más graciosos de Masacre que he leído en años.

A destacar también el protagonismo de Fantomex, pues sus actos en el primer tomo de la serie en parte han marcado el futuro de Warren y para evitar dicho destino tendrán que volver a luchar contra los nuevos jinetes de Apocalipsis que dicho sea de paso, me parecen bastante sosos la verdad. El caso es que lo que aquí sucede tendrá serias repercusiones para el futuro, porque Remender zanja el asunto de manera eficaz sin recurrir a la típica muerte heroica y estúpida en el último momento que no lleva a ningún sitio. Y las relaciones entre los miembros de X-Force serán distintas, nuevos romances, desconfianzas así como novedades en el roll del equipo.

Algo que también me ha encantado es que el resto de guionistas-X se han hecho eco de lo que aquí ha pasado. Guillen ha usado el escenario de Tabula Rasa en Patrulla X y Aaron ha incorporado a nuevos estudiantes a la escuela Jean Grey de enseñanza superior.

Sea como sea estamos ante una de las series del momento.

NOTA: 9/10

2 comentarios:

Ternin dijo...

Siga como siga esta serie. Este tomo, esta saga, es para guardar y releer cuando uno quiera un buen (de los mejores) tebeo mutante.

Tomás Sendarrubias dijo...

Efectivamente, Yota, Tabula Rassa ha sido escenario de una historia en Patrulla-X, y han llegado nuevos estudiantes procedentes de esta saga a Lobezno y los X-Men. ¿Lo malo? El descuadre cronológico de Panini, que nos ha sacado esas historias antes que este tomo, como lo cual si sigues esas colecciones, estás espoileado. Pero en fin. La verdad es que esta X-Force de Remender está siendo la ostia.