viernes, agosto 24, 2012

LADT7: CHRISTOPHER NOLAN ES EL AUTÉNTICO RA´S AL GHUL por Fran Villalba.

Hablar de Fran, es hablar de un grande, lo conocí en el viaje de ida a las Jornadas de Avilés del año 2008, las últimas mías y las primeras de Fran y desde el principio nos hicimos grandes amigos y rápidamente conectó con todos nosotros. Yo me fiaba de él, un tipo con una camisea de Alita no podía ser malo. Seguir la pista a Fran a veces es complicado, porque muchas veces ni él mismo sabe donde está, pero lo que os puedo asegurar es que es un amigo de verdad, uno de esos que sabes perfectamente que está ahí, aunque no le veas durante un mes, un año o cinco. Gracias tío por poder contar contigo para este aniversario y para lo que haga falta.


Christopher Nolan es el auténtico Ra’s Al Ghul

Esto es lo que he aprendido en los últimos siete años. Ni Ken Watanabe ni Liam Neeson. El verdadero Ra’s Al Ghul es Christopher Nolan, que ha puesto en pie un maléfico plan para desprestigiar a Batman y manchar para siempre su reputación.

Al principio sólo fueron ligeras sospechas después de ver “Batman Begins”, que era larga y tediosa. Admito que más tarde, con “The Dark Knight”, me despistó porque estaba bastante bien (aunque le sigue sobrando media hora, concretamente la escena del barco). Pero después de ver “The Dark Knight Rises” ya no hay lugar a dudas: Nolan es el villano por excelencia, capaz de convencer a la audiencia de que Batman es un llorica medio lisiado, irresponsable, manirroto y con ganas de irse de vacaciones al Caribe.

(Por cierto, a partir de aquí los spoilers caen como churros, así que si alguien no ha visto aún la película – bendita suerte – pues eso, que mejor no sigan leyendo)

Lo peor es que Nolan/Al Ghul ha conseguido engañar a gran parte de la masa social, que aplaude este engendro como si fuera una obra maestra. Intentaré rebatir sus argumentos.

1. Hacer una película de Batman sin Batman es una estupidez

Batman sale poco, eso es un hecho. Pero a la gente no parece molestarle, e incluso muchos defensores de la película admiten que “está claro que a Nolan el personaje principal es el que menos le interesa”.

Y mi pregunta es: si no te gusta Batman, ¿para qué diablos haces una película de Batman?
Quiero decir, Nolan, podrías haber hecho una peli sobre Gotham City. O, mejor aún, cambia los nombres y véndelo como un concepto original. Total, ya tienes a una Catwoman cuya vinculación con los gatos es nula y Batman, “el mejor detective del mundo”, tiene aquí la capacidad de deducción del Inspector Gadget...

Haz “El protegido”, otro “Origen”... lo que sea. Pero si haces Batman debería ser porque te gusta Batman. Si no, no tiene sentido.

2. No hay un Batman de Christopher Nolan. Existe Batman, y punto

Imagínense esta escena. Un día El Castigador se despierta y dice “¿sabes qué? A la mierda con mi familia. Están muertos, ya lo he superado. No me apetece matar más delincuentes. Voy a dedicarme a jugar al macramé”. ¿Qué pensarían si vieran eso?

Pues es la misma cara que se me quedó a mí cuando vi que Bruce Wayne llevaba ocho años sin ser Batman, recluido en su casa, como si fuera Howard Hughes.

Quiero decir, vale, en los comics ha estado ausente alguna vez. Pero es por razones de fuerza mayor y siempre tiene la delicadeza de dejar a alguien que continúe su legado. ¿Pero encerrado en su casa? ¿Llevando su empresa a la bancarrota? Eso sí que es entender al personaje.

Pero claro, teniendo en cuenta que tienes a un Alfred que se larga a mitad de la película demostrando una envidiable lealtad, un Lucius Fox que parece el primo del Q de James Bond y un Gordon tan buen policía que es el único en toda la ciudad que resulta que no sabía quién era Batman... pues eso, que todo resulta de lo más coherente.

Se lo he escuchado decir a muchísima gente. “Bueno, puede que no sea exactamente como en los comics, pero es que ésta es la interpretación de Christopher Nolan”.

Ya. ¿Y? ¿Eso le da carta blanca para hacer lo que le de la gana?

Porque vamos, entonces la próxima vez yo haré una película de Superman en la que éste vaya armado con pistolas y mate a todos los delincuentes que se encuentre. Y cuando la gente me diga “Superman no mata” yo diré, “ya, pero es que ésta es mi visión del personaje. Y es cojonuda”. Y nadie me podrá rebatir.

3. Que sea una buena película no significa que sea una buena película de Batman

Dejemos por un momento de lado mis sentimientos personales. Imaginemos incluso que, como predica casi todo el mundo, “es una gran película”. Vale, pero eso no quiere decir que sea una gran película de Batman.

Me explico. “Matrix” me parece una cinta cojonuda. Me encanta. Pero si en vez de Neo el protagonista fuera John McClaine descubriendo que toda su vida como policía ha sido mentira...entonces no sería una buena secuela de “La jungla de Cristal”. Sería un timo.

¿Es un buen film? Yo creo que no, pero para gustos, colores. ¿Es una buena película de Batman? No. Porque para eso hace falta que te guste Batman, que lo entiendas y que quieras contar una historia en la que él sea el protagonista.

Claro que si eres su enemigo mortal y sólo quieres difamarlo, la cosa te ha quedado genial.

4. Errores de guión que hacen que “Battleship” parezca una obra maestra


No quiero extenderme demasiado en este punto ni hacer más sangre. Pero es imposible dejar pasar por alto lo fácil que hubiera sido para Bane matar a todos los policías que tenía encerrados en los túneles. O preguntarse por qué Talia (pobre Marion Cotillard; un año entero negando que su personaje realmente fuera ese, para que al final todo fuera más previsible que un capítulo del “Equipo A”) no aprovechó cuando se acostó con Batman para matarlo (total, si una ladrona es capaz de robarle el collar y el coche y mandarle directo al enemigo, y un tío anabolizado con problemas de dicción le rompe la espalda, tampoco parece que esto fuera a verlo venir...)

La espalda mágica de Bruce que pasa de estar medio rota a ser una simple contractura que se cura por arte de magia, la bomba mortal que mantiene a una ciudad en cuarentena pero que se desactiva con pasmosa facilidad y de la que se puede escapar en menos de diez segundos... Y de Robin mejor ya ni hablamos, que para lo que hicieron se podrían haber traido a la protagonista de “Como conocí a vuestra madre” mientras una voz en off decía “chicos, en el verano de 2012 vuestra tía Robin se convirtió en ese Robin”. No hubiera sido mucho más absurdo.

Pero bueno, sé que estoy en minoría. Ra’s al Ghul ha ganado. A partir de ahora, cuando pensemos en Batman ya no imaginaremos al Caballero Oscuro que patrulla cada noche los peores rincones de Gotham buscando criminales. No, pensaremos en un tipo tomando margaritas en la Toscana mientras los supervillanos se hacen con el control de su ciudad.

Aunque, siendo positivos, la cosa podría haber sido peor. En vez de Ra’s Al Ghul podríamos haber tenido a Lex Luthor vengándose de Superman, haciendo una película en la que Kal-El parezca un pescador poco aseado en una historia al estilo de las de Terrence Malik.

Ah, no, espera. Que eso a lo mejor sucede el año que viene...



Otras aportaciones

El cómic que vendrá por Tomás Sendarubias.
¿Qué es un Whovian? por Harry.
What IF...? Y si la blogosfera ya no me gustara? por IvánN Díaz.
Rock of Ages por Laura




5 comentarios:

The Korinthian dijo...

Jajajajaja
No te falta naaaaaaada de razón, Fran

Natán dijo...

Lo peor de esto es que el tío ha creado secuela, y ahora tenemos a todos los estudios como locos buscando un director que Nolanice a diestro y siniestro. Ahora más que nunca tenemos que dar gracias de que exista Josh Whedon

(Txema! me cago en el filtro antirobots este!)

Tomás Sendarrubias dijo...

A mi me gustó. :)

Y creo que estamos con lo de siempre. ¿Que se pueden hacer joyas como Vengadores? (Y habrá quien se tire de los pelos) Claro. ¿Que se puede llevar al cine personajes con un bagaje de sesenta años pretendiendo que encajen punto con punto con sesenta años de continuidad, y encima con nuestra percepción de ellos? Ni de coña. El cine es cine, el cómic es cómic. Sus códigos son distintos, sus lenguajes distintos y sus públicos distintos.

¿El Batman de Nolan es una buena historia? A mi me parece que sí. Teniendo en cuenta los precedentes cinematográficos directos de Batman (George Clooney, Uma Thurman, Arnold...) obviamente Batman Begins es un ascenso en calidad. Alcanza un pico con Dark Knight. Y evidentemente, después de Dark Knight, desciende. Y sí, en esta última, tiene agujeros como buques. El más destacable quizá la recolocación de la espalda de Bruce a base de puñetazos... pero yo insisto, ¿recordáis como se solucionó en los cómics? ¿De verdad darle poderes curativos a Shondra Kinsolving era una mejor idea? A mi no me lo pareció...

En fin, que todo es cuestión de gusto y de perspectiva. La mía es que son pelis que pasan del notable alto.

Y ya está bien, tengo que salir del armario. ¡¡Que pasa, soy un robot!! ¿¿Por qué no me dejas postear??

Oneyros dijo...

Bueno pues yo te doy la razón a medias, principalmente puesto que has dicho que Begins es larga y tediosa con lo que no puedo estar mas en desacuerdo, pero el dia en que tu y yo estemos de acuerdo durante mas de dos minutos, mundos eclosionaran...
Pues bien, creo que Burton es al que no le importa el personaje de Batman, y creo que Nolan lo clava en las dos primeras y en esta tercera ha sufrido una serie de derrames cerebrales continuos que le han borrado la memoria.
Y no creo que el problema de la pelicula sea la ausencia de Batman, aunque si es cierto que el motivo porque esta ausente es lamentable y poco creible para el personaje, pero el hecho en si de que Batman como tal no salga tanto no me parece tan grave como que permita a Catwoman matar a diestro y siniestro...

Como decis, el fallo de la peli es el guion en su conjunto, y en realidad todo lo que digamos es intentar desvincular motivos, pero con ese guion la peli es insalvable... ni con una cuerda en un pozo...

Yota dijo...


Gracias a Fran por el post y a vosotros por comentar.

Yo estoy de acuerdo en parte, no creo que cuando se tenga que hacer una adaptación se tenga que respetar al 100 % lo que sabemos del personaje. Con la esencia me vale, y en esta tercera entrega pues no pasa ni eso, porque Batman no se rinde. Punto.

Ahora bien por ejemplo el Superman triston de Superman Returns me gustó, me parecio interesante, eso si, el Super-Emo del año que viene. uff

Javi: Desde luego que no la verdad, jeje

Natan: Ya te digo, parece que será asesor guay que te cagas para DC... en fin menos mal que en Marvel tenemos a Whedon.

Tomás: lo del quiropractico es casi lo de menos, lo más molesto es que quiere contar mucho y no cuenta nada!

Moisés: Catwoman tampoco mata tanto, peor era el Batman de Burton que si mataba a diestro y siniestro.

Pero como bien dices, algo se le ha debido de caer encima a NOlan, si no, no se explica. Y a mi Batman begins me gustó mucho, pero más la parte del viaje de Bruce Wayne.