domingo, agosto 26, 2012

LADT7: Cómo Me Enamoré de Firefly por Paco Segado.


Soy un pesado, eso lo sabéis muy bien muchos de vosotros. Pero a veces es por una buena causa como el tema del post de hoy. Escrito por mi gran amigo Paco Segado. Hace ya tres años que conocí a este elemento en un festival de Heavy Metal ¿dónde si no? y es un tipo a tener en cuenta. Siempre tiene algo que decir y que aportar y aunque todavía le falta mucho por aprender de cine (consecuencia de crecer en un pueblo sin agua corriente :p), compensa de sobra con su condición de hombre del renacimiento: escritor, locutor de radio, cocinero, musico... y friki. Lo tiene todo, pero señoras, ya está pillado.




“¿Nunca has visto Firefly? Tienes que ver Firefly: te va a encantar” “¿Has visto ya Firefly?” “En serio, tienes que ver Firefly, no te vas a arrepentir”… Y así hasta el infinito, ha sido la cantinela con la que Yota ha estado azotándome durante buena parte de los dos últimos años. Tras 24 meses de insistencia acabé accediendo a esta sugerencia que poco a poco iba convirtiéndose en amenaza. Sin mucha convicción me dispuse a ver el episodio piloto de la serie. Me picó lo bastante como para ver una segunda entrega y sin darme cuenta me había enganchado a las aventuras de la tripulación de la fragata tipo Firefly Serenity: un grupo de contrabandistas y ladrones espaciales en los límites exteriores de una galaxia muy similar a la frontera del antiguo Oeste americano. Una mezcla muy adictiva entre ciencia ficción, western, aventuras, comedia, drama...

Podría hablar de muchos aspectos de la serie, como los recuerdos que me trae de algún clásico de mi infancia como Galaxy Rangers o del fetichismo de Joss Whedon, creador de la serie, por los pies desnudos (¡no me lo invento!) Sin embargo, hablaré del mayor acierto de Firefly: la construcción de los personajes. Atrae sobre todo por cómo muestra al espectador la evolución de su carácter y la profundidad con la que explica sus motivaciones.

De entre todo el elenco destaca de manera especial el capitán de la nave, el rebelde Malcom Reynolds. El personaje interpretado por Nathan Fillion puede parecer al principio el estereotipo del “tipo duro”, pero episodio a episodio vamos descubriendo los rasgos que le hacen un personaje carismático como pocos. Desde sus momentos de dureza como en los que no duda en arrojar vivo a los rotores a un prisionero hasta la ternura que muestra por su nave, pasando por su carácter pendenciero que no le impide travestirse si la ocasión lo permite.

Otro de los personajes cautivadores de Firefly es Jayne Cobb (Adam Baldwin): una especie de mercenario cuya única motivación a bordo de la nave de Reynolds es el dinero. Traicionero, violento, obsesionado con las armas y con las mujeres protagoniza alguno de los momentos más hilarantes y también más emocionantes de la serie.

La mecánica de a bordo, Kaylee, (Jewel Staite) ejemplifica esa caracterización progresiva de los personajes. Mostrada como tímida, soñadora o incluso en ocasiones mojigatas en el episodio dedicado a Serenity (sí, la nave tiene un episodio dedicado en exclusiva a ella misma) aprendemos que tiene un aspecto fogoso despertado por los grandes motores.

Pero el guión no trata únicamente con mimo a los personajes fijos de la serie. En apenas 13 episodios Firefly también presenta un repertorio de secundarios de lujo como el mafioso Badger (un Mark Sheppard que os resultará familiar a los fans de Supernatural) o la seductora y peligrosa bandida Saffron, interpretada magistralmente por la explosiva Christina Hendricks.

Una vez devorada la primera y única temporada de Firefly el espectador no tiene más remedio que maldecir al ejecutivo de la Fox que tomó la decisión de cancelar la serie y cercenó el crecimiento de unos personajes y un universo absorbente y cautivador. Desde este post en los archivos de Typhares, yo te maldigo, obtuso programador que no ve más allá de los índices de audiencia.

PD: Algunas tramas de la serie se cierran en una película, llamada coherentemente Serenity. Pero esa ya es otra historia…


El cómic que vendrá por Tomás Sendarubias.
¿Qué es un Whovian? por Harry.
What IF...? Y si la blogosfera ya no me gustara? por IvánN Díaz.
Rock of Ages por Laura
Christopher Nolan es el Auténtico Ra´s Al Gul por Fran Villalba.

5 comentarios:

Paco Segado dijo...

Gracias por tu amable presentación, Yota. Se te ha olvidado mencionar que en mi pueblo el cine tiene los pasillos en el medio de la sala :)

Anónimo dijo...

Me ha encantado la presentación, jajaja. Me ha hecho mucha gracia. Y la serie tb me gustó,ya de paso, pero puede que la viera hace mas de siete años...XD

La proxima vez te comenta siete años despues cuando vea Serenity..

Yota dijo...


Gracias por los comentarios.

Paco: Tampoco he dicho que no tenías agua corriente hasta que llegaste al instituto, no este el lugar para airear los trapos sucios XD

Laura: Pues no Lau, eh? la viste hará unos seis, porque yo no la vi hasta febrero de 2006. ;)

Natán dijo...

Aún me sigue pareciendo incomprensible la cancelación de esta serie. Que grande es Whedon! (no me canso de decirlo).

Yota dijo...

Natán: Yo lo diré hasta la muerte, pero según parece la cancelación fue casi más capricho de la fox que otra cosa.