jueves, agosto 09, 2012

MOMENTOS QUE MARCAN: LA MUERTE DE GWEN STACY


Hace mucho que no escribía una nueva entrega de “Momentos que Marcan”, pensando en cualquier podría ser el tema para esta mini sección me acordé lo mucho que me impactó la actuación de Emma Stone en The Amazing Spider-Man, una caracterización perfecta de la Gwen Stacy que yo recordaba de los cómics.

Especulando con mis amigos poco después de ver la cinta, “fantaseábamos” con un hipotético cierre de trilogía donde Norman Osborn mataba a la rubia favorita del fandom. No se si el Spider-Man que nos encontramos en el cine está preparado para un final así, demasiado gráfico, demasiado dramático, pero oigan si tanto han tachado de oscura a la última versión del trepamuros (cosa que no comparto tanto la verdad) no veo del todo descabellado .

El caso es que recordé mis primeros años como lector de cómics, pese a lo que podáis pensar, no llevo tantos años metido en esto, fue un vicio bastante tardío y ya había cumplido los catorce cuando empecé con todo el vicio. Recuerdo que mis primeros cómics de Spider-Man fueron algunas grapas del primer volumen de Forum (números a la altura del 300, algo excepcional para una numeración española) y me gustaron mucho, sobre todo el dibujo de Mark Bagley, cuando pasaron la serie a tomo me cabreé mucho porque no me la podía permitir. Menos mal que Spidey salía por todos lados y que en la tele se echaba la serie de animación de Fox Kids que era una verdadera pasada.

Recuerdo que en aquella época yo estaba como loco por saber más cosas sobre mis héroes favoritos, así que devoraba todos los correos de los lectores y artículos de cómic que incluían aquellas ediciones de Planeta. Tened en cuenta que en 1995 no existía la Dolmen y tampoco había internet tal y como lo conocemos hoy, uno de los temas recurrentes eran las mejores historias de la historia de Marvel y entre ellas siempre estaba la Muerte de Gwen Stacy, el personaje me sonaba de algunas ilustraciones o de las trading cards de Mark Bagley muy de moda por aquel entonces. Pero quería leerla por mi mismo y era ¡imposible!

No había ninguna edición disponible de aquella mítica historia, gracias a que me contestaron un correo en fórum me enteré que había sido publicada en el serial de Clásicos Marvel, pero era imposible de encontrar y no digamos ya los tomitos de vértice y éstos tampoco los habría comprado por su calidad y por su precio, en serio ahora cualquier historia mítica está disponible en varias ediciones de Panini y con toda seguridad en alguna edición de la línea Excelsior de Planeta. No había suerte.

Pero llegó noviembre de 1997 y Planeta publicó Clásicos Marvel en Blanco y Negro, la muerte de Gwen Stacy, uff, que ganas que emoción de pillar aquel tomaco con los números de Gerry Conway, Gil Kane y John Romita JR. Entonces descubrí su precio, mendigando un poco lo compré y aunque sabía perfectamente cuando moría, porque y como, me emocionó profundamente. Era la primera vez que veía como un héroe hacía lo imposible por derrotar a un villano que le superaba, que había descubierto su identidad y puesto en peligro todo su mundo ¡y encima éste va y mata a su perfecta novia!

Ni siquiera ese salto in extremis logró salvarla, porque ya estaba muerta por culpa de las drogas que le había inyectado, en la vida había leído algo tan triste y cruel (en cómic se entiende), por otra parte hasta que no leí el sublime análisis de Julián M. Clemente en su primeriza obra “Spider-Man: Biografía No Autorizada” no me di cuenta del detalle de que por culpa de la tensión de la red que lanzó Spidey a la desesperada, el cuello de Gwen se partió… pero ya estaba muerta.

A día de hoy como he dicho sigue siendo una de mis historias preferidas, la tengo creo que en tres ediciones distintas y un póster con la portada original del 122 de The Amazing Spider-Man ocupa el techo de una de mis habitaciones.


6 comentarios:

Harry dijo...

Tio, como que muerta por las drogas?. No me encaja eso eh. Vamos a ver, hay dos versiones diferentes que ha entendido la gente después de leer esas dramáticas páginas.Una de las teorias indica que efectivamente Gwen ya estaba muerta cuando spidey la atrapa con la teleraña. No recuerdo si era ya un cadaver cuando spidey llega al puente o si moría del golpe que le proporciona el duende al tirarla. Yo mas bien me decanto por la segunda teoria. Consiste en que Gwen estaba viva al empezar a caer. Spidey tiene dos opciones o tirarse detras suya o lanzarla una red. Decide tirarla la red xq es mas rapido y no se quiere arriesgar. Y la propia tension de la red al caer a esa velocidad la parte el cuello con un "snap" que nos paró el corazón a todos. Por lo que en ultima instancia habria sido el propio spidey sin quererlo, el causante de la muerte de Gwen para disfrute del duende. Existe un what if en el que en vez de lanzar la red spidey se lanza a por ella. Creo recordar que seguia viva y la salva. Pero la memoria es una bestia traicionera y ahora mismo no estoy del todo seguro. Alguien confirma mi teoria?

Yota dijo...

El Duende la drogó antes y eso la mató, yo siempre entendí eso. Y me encanta que sueltes estos post tan largos,mañana comenzamos el debeta XD

Skellington dijo...

Yo en ningún momento entendí nada de que las drogas la matasen. Mi primera impresión siempre fue que la mató el golpe del cacharro volador.
Como bien dices, luego salió ese famoso SNAP que según comic, edición o flashback aparecerá o no y nos dieron a entender que fue una rotura de cuello lo que la mató debido al latigazo (y por consiguiente un posterior sentimiento de culpa por parte de Spidey).
El caso es que Gwen me la pela, soy PRO MARY JANE como bien sabes, y mas despues de saber que a Peter le ponia burro hasta matarlo pero que los bukkakes los hacia con Mr. Osborn.
He dicho.

Nacho

Santiago Bobillo dijo...

Un artículo muy interesante, gracias por escribirlo.

Mike Lee dijo...

Posiblemente uno de los cómics más míticos y emotivos de Marvel.
Estoy con Harry, creo que Gwen todavía no estaba muerta cuando El Duende Verde la arrojó desde el puente, pero la red de Spidey y aquel fatídico snap hicieron que se le rompiera el cuello y acabaron con su vida, para mayor tragedia del trepamuros.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Es una historieta mítica. La causa de su muerte siempre será un debate en la historia del comic;hasta que algún guionista decida revelar la autopsia correspondiente. Si estaba muerta desde antes de caer del puente no se sabe pero lo que si es una realidad es que spidey sin querer rompió el cuello de Gwen por el tirón de su red en la caída .El SNAP!del cuello roto figura en la historia original,no según la edición como se dijo arriba.