martes, noviembre 26, 2013

BLIND DETECTIVE. Excelente mezcla de géneros oriental.




Vamos a continuar con las crónicas de Sitges sin deslingarnos del siempre agradecido, interesante e innovador cine asiático. Hoy hablamos de la otra película que presentaba Johnny To en el festival (que al igual que Takashi Miike hacía doblete) una película policiaca llamada Blind Detective.

Andy Lau es el protagonista de esta disparatada cinta donde interpreta a uno de los mejores policías de Japón que un día durante un caso perdió la vista por un accidente, desde entonces trabaja como detective asociado resolviendo casos que la policía es incapaz de cerrar a cambio de disparatadas cantidades de dinero. Puesto que nuestro policía protagonista quiere ahorrar para poder operarse de la vista ya que su estado es reversible.

De buenas a primeras se ve metido en un caso junto a una de las nuevas policías más prometedoras del cuerpo, juntos deberán investigar la desaparición de una serie de mujeres que se especula que estén muertas pero no hay ni rastro de ellas. Pues bien, hasta aquí todo normal, una película japonesa de polis, de las que hay a patadas, pero amigos hablamos de Johnny To, director de esa maravilla llamada Revenge.

Como buen realizador asiático Johnny To es un maestro de la mezcla de géneros y aunque el trasfondo es sin duda muy serio, pero durante la película Andy Lau (que nada tiene que envidiar a Daredevil en lo que respecta al uso de sus otros sentidos) provoca más de una y de dos situaciones cómicas y es que aunque es el protagonista y además agente de la Ley, es un completo egoísta, gañán, superficial y un buen número de improperios más. Una thriller con tintes dramáticos, pero también una película de “colegas” como las americanas de los años 80.

La película dura 130 minutos pero que están rematadamente bien distribuidos y durante varios tramos se deja de lado el caso principal de la película para que podamos conocer mejor al ciego de turno, porque se nos da una explicación de su comportamiento y gracias a varios golpes efectivos de guion llegaremos a compadecernos de él pese a como he dicho tratarse de una mala persona. Todo esto gracias, me vuelvo a repetir, a la manipulación que sufrimos por parte de To.

Para terminar destacar que la interpretación en Blind Detective le sirvió a Lau el premio al mejor actor 2013 en Sitges. Un festival más grande de lo que mucha gente piensa, que cuenten conmigo el año que viene.

1 comentario:

XAVI dijo...

Lo dicho, me alegro que te gustara.

A ver si hay suerte (y pasta) y nos vemos el año que viene por allí.

¡Un saludo!