sábado, diciembre 28, 2013

WE ARE WHAT WE ARE. La cena está servida




Venga gente no me miren con esas caras que seguro que alguna de las películas de las que hablo les interesa e incluso les apetece verla. Si alguno de ustedes suele ir a la muestra SyFy de Madrid posiblemente tenga la oportunidad de ver ésta “What Are What We Are” cinta de canibalismo mezclado con costumbrismo americano que pude ver en Sitges y que fijo fijo que ponen el 11º SyFy.

Remake de una aclamada cinta mexicana llamada “Somos lo que hay” nos llega esta nueva versión yanqui dirigida por Jim Mickle, realizador con gran proyección autor de Stake Land una más que interesante revisión del mito vampírico. Por desgracia esta revisión de un título de culto aunque no está nada mal me ha parecido bastante sosita para lo que me esperaba de él.

La acción nos lleva a un pequeño pueblo de la América profunda donde una familia ultra católica y con extrañas tendencias pierde a su madre víctima de unos extraños temblores que la provocan una caída en un torrente de agua donde muere ahogada, esta rocambolesca situación lleva a que la familia se aísle todavía más.

Resulta que el padre de familia debe delegar en sus hijas –ahora las mujeres de la casa- el privilegio y la obligación de matar a una chica inocente y comérsela, todo ello siguiendo sus particulares partituras sagradas, se ve en todo momento que tienen un manuscrito que bien puede ser una biblia satánica pero el realizador no entra en esos jardines a fin de contarnos la historia sin interrupciones.

El problema que tiene el filme es que apenas pasa nada, hay un sacrifico al principio de la película y durante el resto de los 106 minutos que dura tenemos a un padre (el actor Bill Sage) siendo bastante críptico, a dos niñas que no acaban de sentirse a gusto con su papel de matarifes, un niño pequeño que no se entera de una puta mierda y al menos para dar algo de chica a la trama tenemos a un sheriff cuya hija desapareció hace una década (el sacrificio es cada ciertos años) y que empieza a atar cabos y relacionar casos cuando encuentra una serie de huesos humanos desenterrados a causa de las lluvias torrenciales.

La cinta tiene otro buen par de momentos cañeros cuando el padre se carga a tal o cual personaje que amenaza su “equilibrio” familiar. Hay escenas bastante escabrosas cuando la familia está sentada a la mesa degustando un nada apetecible plato de estofado donde se puede apreciar todavía su esencia sanguinolenta. 

Cabe destacar también la presencia de la actriz Kelly McGillis que debe ser un fetiche de su director ya que tuvo un pequeño papel en la mencionada Stake Land… anda que no le pesan los años… Me jode decirlo pero Tom Cruise envejeció mucho mejor, que no cuenten con ella para la secuela de Top Gun XD

Como he dicho no es ni mucho menos un mal filme, mantiene la tensión, la fotografía es muy buena así como la banda sonora pero casi parece un documental sobre una familia de caníbales que una película propiamente dicha por la poca acción que tiene.

NOTA: 6/10

No hay comentarios: