sábado, enero 04, 2014

BATMAN ARKHAM ASYLUM. Un lugar sensato en una tierra sensta




Nunca he sido muy fan de Grant Morrison, el escocés no es ni mucho menos uno de mis autores predilectos aunque siempre le he dado una oportunidad a sus cosillas y oigan todo lo que ha hecho con Batman este siglo me ha encantado, su We3 me parece muy curioso y Animal Man es una pasada. Sin embargo su New X-Men aunque ganan con la relectura siguen sin ser santo de mi devoción y All Star Superman no me entra ni con calzador.

El caso es que también voy rellenando huecos y recuperando obras que deje pasar en su momento como éste Arkham Asylum, que lo leí hace años y no me gustó nada, pero al que he decidido dar una segunda oportunidad y gracias a mi buen amigo Oneyros me lo he podido leer de gratis ¿el resultado? Pues me ha gustado más que la primera vez pero sigue sin gustarme del todo y dudo que vuelva a leerlo.

El principal problema que le veo es el dibujo de Dave McKean, que sí, que vale, que es parte de la gracia, esas planchas pintadas que son muy bonitas y que se luce especialmente en las escenas de las villanos como Dos Caras y sobre todo Joker que es el hilo conductor de toda la historia y que resulta verdaderamente aterrador en manos de McKean, al que conocí en Getxo y la verdad es que me pareció un poco gilipollas y especialmente arrogante y no por dibujar lo que le diese la gana a los fans (que sus dibujos al fin y al cabo son regalos) sino por su arrogancia y actitud despectiva. Lo que pasa es que luego hay muchas páginas en las que no se ve absolutamente nada y me he limitado a leer los textos.

Morrison escribe una interesante historia donde el Joker pretende demostrar que los verdaderamente cuerdos son ellos y que la gente del exterior, sobre todo Batman, son los que están locos y los que de verdad deberían estar dentro. El análisis que hace Morrison de la Psique del guasón es realmente bueno, mostrándolo como un agente del caos, un villano sin propósito, sin plan, impredecible, que hace mal como algo tan sencillo como hacer el bien porque para él es lo lógico.

También es interesante el tiempo narrativo centrado en el presente con Batman internándose en el Asilo Arkham y con los orígenes del sanatorio más famoso de DC y su fundación a manos de Amadeus Arkham, los traumas que sufrió como padre y hasta donde estuvo dispuesto a llegar para intentar ayudar a los internos y vengarse y hacer justicia a su manera en caso de considerarlo necesario.

Desde luego es un tebeo notable como antesala de lo que Morrison nos podría ofrecer con Batman veinticinco años después. Un buen análisis de la mente de un supuesto héroe que para hacer lo que hace demuestra que su cordura está tan tocada como la de los villanos que persigue y captura. Los monólogos internos de Batman, sus demonios internos, motivaciones, incluso nos ofrece una retorcida y macabra mirada a su origen… es lo mejor de la obra sin duda.

Que no se diga que no doy segundas oportunidades.

NOTA: 5/10

2 comentarios:

XAVI dijo...

La verdad es que había oído hablar bien de esta obra del "escocés". Pero a mi, personalmente, el dibujo no me acaba de entrar.

dark volverine dijo...

Este fue de las primeras aventuras que lei del buen Batsi y aunque el trazo es muy bueno la historia no se queda atras y eso ayuda a que sea una obra de Batman de culto