miércoles, enero 15, 2014

LA CAPA. La corrupción del "héroe"




Hay que ver lo que me gusta Joe Hill, creo que la incursión del vástago de Stephen King en el mundo de la literatura y los cómics ha sido un soplo de aire fresco, innovador y original. Sus novelas Cuernos y El Traje del Hombre Muerto me han parecido alucinantes, así como su serie Lock & Key que es de lo mejor que ha parido el noveno arte en mucho tiempo. Ahora le he echado el ojo a La Capa, una adaptación de un relato corto escrito por él mismo y que también se ha encargado de adaptar.

La verdad es que ya había leído la precuela ambientada durante la guerra del Vietnam y más o menos se de que iba el objeto de marras y como eran los poderes que otorgaba a su portador, pero desde luego no estaba preparado para un tebeo tan perturbador, original, crudo y por momentos verdaderamente terrorífico.

Nuestro protagonista es un chaval normal cuyo padre murió en Vietnam y que poco antes de palmar les envió unas insignias y sus efectos personales. El chaval jugaba todo el día con su hermano a los héroes y villanos y un día sufrió un demoledor accidente porque se lanzó de lo alto de un árbol pensando que podría volar y acabó dándose un morrón de aquí te espero, ocho semanas en el hospital y un pastizal en facturas.

Al final el chaval crece y se convierte en un saco de frustraciones, él se queda estancado, es un zoquete en los estudios, incapaz de mantener un trabajo y comienza a beber. Lo peor es que a su novia le va bien, su hermano es un doctor de reconocido prestigio y comienza a sentir celos de lo bien que se llevan, acaba volviendo a casa tras su ruptura y en una borrachera se tapa con su capa infantil que súbitamente le hace levitar…

Hill aprovecha para lanzar un claro mensaje sobre aquello de “El Poder Corrompe” porque a raíz de descubrir las habilidades que le brinda la capa decide comenzar una oleada de venganza contra todos aquellos que él considera que le han fallado, porque aparentemente la capa sólo ofrece la posibilidad de volar, pero dado cual es su “origen” – para lo que  os recomiendo también la precuela – la mente del huésped también se deteriora y parece que también desarrolla algo de fuerza extra pero sin llegar a niveles de Superman ni mucho menos.

Lo cierto es que La Capa ofrece una mirada retorcida al mundo de los superhéroes y supervillanos, de hecho el prota se erige a si mismo como el malo de la historia y acaba mostrándonos algunas páginas de una violencia desmedida, muy brutas con un villano de nuevo cuño que se encuentra completamente fuera de si y al que parece no importarle el grado de parentesco o de afinidad de sus víctimas y no digamos ya los daños colaterales porque la “bodycount” de este cómic es tremenda.

El final por su parte me ha parecido perfecto y medido. No hay que olvidar que se trata de la adaptación de un relato corto y que Hill no es del gusto de alargar las cosas de manera innecesaria por exprimir el dólar, como ya debe estar suficientemente forrado se limita a contar lo que quiere. Habiendo terminado ya Lock & Key espero que se meta pronto en una nueva obra.

NOTA: 8/10

1 comentario:

Mike Lee dijo...

Tendré que leerlo junto a la precuela, al principio me echó para atrás que el amigo Hill apenas había participado en el argumento, pero si merece tanto la pena, allá voy.

¡Saludos!