domingo, enero 19, 2014

MARVEL BITS XXXIII: X-Men (1994)


 
 
Hola amigos. Dos domingos seguidos ofreciendo las secciones temáticas del blog, no me lo creo ni yo jejeje, seguimos con una de las más veteranas y hoy toca un juego inédito en España pero que se puede disfrutar vía importación a precio de risa y más fácilmente con emuladores y como no tengo la Game Gear – de momento – pues así me ha tocado hacerlo para realizar la review.


Tenemos entre manos el primer juego Marvel que salió en exclusiva para la portátil de Sega, que ganaba en definición y gráficos a su hermana mayor la Master System pero que por desgracia pesaba un montón y consumía pilas que da gusto. El caso es que durante buena parte de los años 90 Sega contó con los derechos para realizar juegos basados en la franquicia mutante que en el año 1994 estaba en su momento de mayor popularidad lo que hizo que hasta la Game Gear tuviera un juego exclusivo.


En este juego – que ya cuenta con todos los diseños de Jim Lee para los equipos oro y azul – la historia cuenta como Magneto arrasa la mansión de Xavier y coge prisioneros a la plana mayor de los mutantes salvo a Lobezno y Cíclope que deben superar una serie de niveles mitad plataformas de acción y mitad laberintos para que éstos lleguen a rescatar uno a uno a sus amigos.

Como historia es flojita, pero en esos años tampoco se trabaja mucho este aspecto y a no ser que sean casos concretos como el de Maximun Carnage – del que hablaremos en breve – que adaptan una saga recién publicada suele ser una excusa para enfrentar a X personajes con todos los villanos posibles estén relacionados con Magneto o no. En X-Men – no se comercializó con ningún subtítulo) nos pegaremos con Saurom, Rojo Omega, la Reina del Nido y con dos novedades Sebastian Shaw y Calisto que debutan así en los juegos Marvel, los niveles al menos son variados y nos llevan a la Tierra Salvaje, los túneles Morlocks, Madripur y finalmente Avalon.

Según superamos niveles rescatamos a Pícara, Mariposa Mental, Hombre de Hielo, Tormenta y Rondador Nocturno pero no podremos jugar con ellos y sólo los podremos utilizar como “personajes de ayuda” una vez por nivel. De hecho X-Men es un beat ´em Up al uso donde predomina el uso de puñetazos y patadas porque cada vez que usamos los poderes de Cíclope y Lobezno (que no recupera energía) perdemos un poco de vida, aunque los ítems para restaurarla son abundantes.

El juego es muy divertido y muy manejable, las cinco fases nos dan para pasar un buen par de horas de diversión retro – si es que os van estas cosas – y técnicamente también se encuentra a un gran nivel, donde me gustaría destacar el gran trabajo de Jenny Markota (fichada más tarde por Capcom), Anne Matsumura y Steve Patterson como diseñadores de producción. El juego cuenta con unos grandes gráficos y entre pantalla y pantalla podremos ver screeshots de los mutis de una calidad muy tocha.


No hay comentarios: