sábado, enero 25, 2014

THE FOLLOWING T.1 Persigue y te perseguirán


En ocasiones el hype que levanta algunas series de televisión antes de que se estrenen puede ser excesivo y finalmente contraproducente si las expectativas no se cumplen o ni por asomo se acercan. Con The Following ha pasado algo parecido y aunque una vez vista su primera temporada hay que admitir que es adictiva y mediocre a partes iguales no creo que sea tan mala como la pinta la genta. Quizás es porque veo pocos procedimentales o series de polis y no tengo con que comparar pero lo cierto es que yo me lo he pasado bien.

La premisa de The Following no podría ser más sugerente. Un agente del FBI alcohólico y retirado interpretado por Kevin Bacon (actorazo que salta a la pequeña pantalla con papel protagonista) es llamado de nuevo a filas porque un asesino en serie llamado Joe Caroll (al que da vida un gran James Purefoy) se ha escapado y es uno de los tipos más peligrosos de la historia, pese a que sólo había matado a cuatro personas, hasta aquí todo normal, lo que mola viene a continuación.


Caroll ha fundado desde la cárcel una secta de asesinos que usan como doctrina el culto a la muerte que impregnaba toda la obra del escritor Edgar Allan Poe. El piloto además tenía un ritmo que te cagas y te pegaba un buen par de sustos además de tener varios giros de argumento molones. Encima el creador de la serie es Kevin Williamson, uno de los responsables de la saga Scream. Un buen cóctel que demostraba que la Fox había apostado fuerte por ella.

Ahora viene lo malo y es que en los quince episodios que llevamos hemos visto una repetición de esquemas bastante alarmante. Tenemos a Kevin Bacon de un lado para otro con su equipo de agentes del FBI (entre los que destaca Shawn “Hombre de Hielo” Ashmore) persiguiendo a Caroll y este siempre los evade dejando un reguero de muertos a su alrededor (la violencia en la serie es bastante explícita, lo que es de agradecer) y haciendo parecer a la policía como un atajo de idiotas que no hacen otra cosa que dar palos de ciego.

En serio siempre pasa lo mismo, cuando parece que va a pasar una cosa y que van a resolver positivamente algo resulta que uno de los personajes secundarios introducidos en ese capítulo o en uno anterior es miembro de la secta y mata a uno de los buenos y salva el día para Caroll. Algo que también me ha escamado bastante es que se olvidan de todo el tema de Edgar Allan Poe a las primeras de cambio aunque luego es retomado de manera sutil a finales de temporada.

Y ya que hablamos de finales aquí es donde radica el principal punto de interés de The Following es en sus explosivos finales y en que en verdad puede pasar cualquier cosa y cualquier personaje puede morir porque la lista de bajas de personajes más o menos importantes es bastante tocha y como comentaba la última escena del episodio final te deja con ganas de más.

NOTA: 7/10

2 comentarios:

XAVI dijo...

Esta es una de las series que más o menos me ha enganchado junto a la malograda ALCATRAZ y PERSON OF INTEREST.

Bacon compone a un Hardy atormentado y al borde de recaer en el alcoholismo mientras que Purefoy, por su parte, compone a un seductor y atrayente Carrol.

Lo malo de la serie, es eso mismo el recurso del "y vuelta a empezar" que fastidia la trama.

Yota dijo...


Gracias por el coment Xavi

Yo también me he enganchado cosa mala, para la segunda temporada han prometido cambios importantes, a ver si es verdad y no alargan demasiado la serie...

Alcatraz no llegué a verla, la descargué pero al enterarme de que había sido cortada de mala manera pasé de verla y la borré del disco duro.

Person of Interest si que me encanta, estoy deseando que termine la tercera temporada para verla de un tiron